Carlos Santana: mucho más que un músico

 

Carlos Santana

 

El 20 de Julio de 1947, Carlos Santana nace en Autlán de Navarro, México; donde existe ahora una calle y plaza pública con su nombre. Carlos es el hijo del maestro José Santana, el fallecido violinista de mariachi que dirigiera varios grupos en México y en Estados Unidos. Este siguió los pasos musicales de su padre, tomando clases de violín a la edad de cinco años. Sin embargo, fue varios años mas tarde, cuando su familia se trasladó a Tijuana, que Santana inició su relación con la guitarra, una relación que duraría toda la vida y que lo convertiría en uno de los máximos exponentes musicales. Desde temprana edad Carlos se inspiró en sus héroes: John Lee Hooker, T. Bone Walker, y B.B. King, a quienes escuchaba en las poderosas estaciones de radio Estadounidenses cuyas señales cruzaban la frontera.

En los años 60, Santana se trasladó de nuevo con su familia, esta vez a San Francisco. Allí el joven guitarrista tiene la oportunidad de ver a sus ídolos en vivo. También fue introducido en una variedad de nuevas influencias musicales, incluyendo jazz internacional y la música popular, y además fue testigo del creciente movimiento hippie concentrado en San Francisco en esa misma década. Después de varios años de trabajo como lavaplatos en un restaurante, Santana decidió convertirse en músico de tiempo completo, y en 1966 formaba la Santana Blues Band, con otros músicos de la calle, David Brown y Gregg Rolie (bajista y teclista, respectivamente).

Santana Blues Band

Con sus innovadores tonos y sus ‘‘riffs’’ llenos de alma y con el ritmo de su singular sonido influenciado por la música latina y los blues, pudo alcanzar a un público sediento por sus ideales musicales progresivos. Fue así que Carlos y compañía emergieron como gigantes de la era que definió la música del Área de la Bahía. Para finales de los años 60, su fama ya había crecido mucho más allá de sus parámetros, pero su arte no se vio afectado por esta creciente popularidad y permaneció fiel al espíritu libre de Carlos y de su grupo.

El éxito masivo siguió rápidamente. El terminar la década Carlos había tocado para públicos enormes en teatros y arenas repletas en el transcurso de una gira por todo el país, tuvo además la oportunidad de presentarse en el venerable programa televisivo The Ed Sullivan Show. Pero fue en el festival original de Woodstock en 1969, que Santana trazó una marca imborrable en la historia de la música con su legendaria actuación, la cual hizo vibrar a las multitudes presentes y continúa contagiando, con su vigor y energía, a todo aquel que escucha o ve las grabaciones y filmaciones del monumental evento.

Santana at Woodstock 1969

Desde entonces no ha parado; ha vendido más de 90 millones de discos, ha actuado para más de 100 millones de personas, ha ganado diez premios Grammy, en 2004 fue nombrado “persona del año” del Latin Recording, y a la par que su meteórica carrera deja un largo historial de acciones sociales, y contribuciones y fondos a causas humanitarias.

Actualmente Carlos sigue colaborando en dichas actividades, y sigue creando música y tocando para “los nuevos” y “los viejos” admiradores. En resumen disfrutando de su inacabable energía y poderío, guitarra en mano.

Santana Concert

 

Fuentes principales:

Allmusic

Web Oficial de Santana

ENCUESTA:

Anuncios